Videntes buenas en Madrid

Madrid es la ciudad más importante en la videncia en España. Si lo que buscas es una buena vidente en Madrid, te sugerimos las mejores para consultar:



Muchos de las videntes ilustres de nuestro país residen en las distintas poblaciones de esta región.

Al ser una de las zonas más pobladas de España también, nos tememos, que se pueden encontrar muchas personas que dicen ser “Videntes” cuando en realidad lo que buscan es lucrarse por medio de las malas artes y aprovecharse de la angustia ajena. Tranquilas, más adelante os damos unos pequeños consejos para distinguir a timadores de buenas videntes de verdad.

videntes en Madrid

Que una buena vidente resida en Madrid, sólo es interesante como dato si tu intención es la de acudir físicamente a la consulta de una buena vidente. Pero si tu intención es recibir un consejo de videncia o de tarot vía telefónica, no encontrarás diferencia alguna.

Aún así, es cierto que si existen algunas características, entre comillas “propias” de una vidente buena de Madrid.

¿Cómo son las videntes buenas en Madrid?

Tal vez sea que la ciudad contagia a las personas o puede que sea que toda la comunidad y, no digamos la propia ciudad de madrid, está regada por ríos y afluentes que aparecen y desaparecen bajo tierra de forma natural o por construcciones humanas. El caso es que Madrid es energía. Energía de Agua. Las videntes beben de esas corrientes y se alimentan de ellas para realizar sus conexiones.

tarot Madrid Móstoles

Las buenas videntes de Madrid son muy abiertas. En general son muy amables y cercanas. Están acostumbradas a tratar con muchos tipos de dilemas y con muchos tipos de personas y, por decirlo de algún modo, saben cómo tratar a cada una de nosotras para que, con una sonrisa comiencen a fluir las energías. Son videntes que te van a hacer sentir cómoda.

no tienen pelos en la lengua

Las videntes en Madrid, son muy claras, no tienen pelos en la lengua y transmiten las visiones que les están llegando con firmeza tanto si son buenas noticias como si no es lo que esperaba escuchar la consultante.

Pero tampoco desean hundirte en la miseria, las buenas videntes y más las que se mueven por la fuerza de los torrentes de los ríos, van a tratar de darte fuerzas. De ofrecerte valentía. De hecho son muchas las que, motu proprio, ofrecen algún ritual extra para poder ver más allá. Quieren asegurarse el mayor acierto en sus predicciones.

Muchas de ellas dominan no sólo su don natural de videncia sino también las tiradas de tarot o el péndulo. Es normal, saben que la gente necesita una buena respuesta.

¿Cómo reconocer a una vidente buena en Madrid?

tarotista de Madrid

Ya lo decíamos antes. La ciudad, y la comunidad, es una de las más pobladas de España y, en consecuencia, el riesgo de encontrarse con una o un timador es igualmente alta. Vamos a daros un par de consejos para distinguir una buena vidente madrileña de una persona que pretende engañar y estafar.

Una de las cosas que hacen las buenas videntes es que no ofrecen milagros. Si tu familiar está enfermo, no van a darte un conjuro para que sane de un día para otro. Si lo que tienes es un mal de amores, no van a darte una poción para el olvido o un ungüento para hechizar a esa persona que te gusta.

No matan animales para ver en sus entrañas ni tiran de huesos de pollo para ver si se parte para realizar un acierto con el 50% de posibilidades de que se cumpla.

📞 PULSA para LLAMAR al Tarot

No alardean de su procedencia como si el hecho de venir de un lado u otro del mundo les garantizara el acceso a los mundos paranormales o de ultratumba.

Las buenas videntes, las videntes profesionales, lo primerísimo es que no alardean. No hablan de sus éxitos sino que son sus aciertos los que hablan por ellas. Suelen ser los y las consultantes quienes, agradecidos, cuentan lo mucho que acertó o que la ayudó tal o cual videntes.

Lo segundo, no te cuentan su vida para garantizarte más o menos aciertos. Lo que sí cuentan es qué les motivó a vivir de la videncia pero no porque su origen sea un punto concreto del mundo donde se baila el chotis.

Si no sabes donde está Madrid consulta el mapa

Tercero. Son videntes, ni farmacéuticas, ni carniceras ni poetas. Lo que les ocurre es que tienen un don maravilloso que les permite conectar con las personas y que, mediante ese enlace, pueden moverse virtualmente por el tiempo de esa persona. Esto les permite “Ver el pasado, presente y futuro” pero de ningún modo les permite actuar sobre la vida de las personas que consultan y mucho menos actuar sobre personas que se nombran.

Son sabias consejeras pero no déspotas

No abusan de su poder, lo ponen al servicio de los otros. No chantajean con nubes negras ni con conjuros maliciosos si no cumples con su voluntad.

Si encuentras casos así, casos de personas que abusan de la necesidad de los demás, desde aquí te recomendamos que las denuncies. Ninguna buena vidente quiere que su trabajo se vea menospreciado por culpa de los charlatanes.

Madrid es una ciudad abierta, acogedora, cargada de matices, detalles y rincones. Hay lugares de serenidad y lugares de actividad. Muchísima gente que conecta y todo un torrente de energía que fluye. Las videntes en Madrid, beben de esa energía y han de esforzarse para que sus aciertos sean buenos y honestos.

Barrios de Madrid con más tarotistas y videntes

Puedes encontrar chamanes, videntes en tarotistas en las siguientes zonas de Madrid:

Si tienes la suerte de contar con una vidente madrileña tendrás a tu lado a una persona abierta y profesional que te dará consejos claros sobre tus preocupaciones. Sí puede, te dará armas para afrontar tus problemas pero esas armas vendrán de tí misma no de objetos mágicos y rituales de santería.

Una vidente de Madrid confía en el agua y en la tierra. Puede que te recomiende alguna piedra o algún realizar algún acto con agua pero será bajo el paraguas de encontrar tu fuerza interior no de delegar en el acto o el objeto el poder de decidir.

📞 LLAMA AHORA a una vidente

Confiar en una vidente buena de Madrid es una buena idea.

Si has llegado hasta aquí, puede que te interese esto: